Este miércoles 24 de abril es un gran día para los niños, niñas y jóvenes del país. El Senado aprobó de manera unánime el proyecto que modifica la Ley General de Educación y la Ley sobre Subvención del Estado a establecimientos educacionales, conocida como “Ley Ritalín”.

Esto significa un gran paso en la lucha contra drogas y fármacos, pues la normativa prohíbe que se condicione la permanencia de estudiantes en recintos educacionales, al consumo de medicamentos para tratar trastornos de conducta, ya sea en establecimientos municipales, como también particulares subvencionados. De acuerdo a los dichos de senadores que apoyaron el proyecto, “vivimos en una sociedad sobremedicada” y “sobrediagnosticada”, con muchas falencias en el ámbito de la salud mental.

La diputada Cristina Girardi, autora del proyecto, manifestó que “hoy se puso sobre la mesa un tema que no se discutía. Antes era natural medicar a los niños en Chile, hoy tenemos un sistema que está enfermando a los niños que al obligar a medicarse no reconoce sus falencias. Hoy tenemos un sistema que en vez de dedicarse a los niños, exige que estos sean funcionales al sistema. Lo que se aprobó es un avance”.

En consideración de la parlamentaria “no es normal la sobremedicación ni el sobrediagnóstico. El propósito de la educación es que los niños aprendan y si hay niños que tienen trastornos conductuales, se debe buscar desde lo pedagógico una solución. Se establece que las escuelas tienen que desarrollar prácticas psicopedagógicas contemplativas como el yoga o la meditación, que son alternativas”, complementó la parlamentaria.

«Nuestros niños y adolescentes tienen derecho a no ser drogados»

La noticia fue muy bien recibida por la directora de Escuela TEBACH- institución de formación de Terapeutas Florales-, investigadora y sintonizadora floral, Teresita Espinoza Woters, quien lleva años abordando las negativas consecuencias del consumo de Ritalín y otros fármacos en niños y jóvenes, y difundiendo los amplios beneficios de las esencias florales para tratar diversas dificultades en el aprendizaje y problemas conductuales.

En palabras de Teresita “con gran alegría recibo esta gran noticia, pues venimos hace años luchando para que no se medique más a los niños, adolescentes y adultos, ya que el compuesto Metilfenidato, llamada la ‘cocaína del pobre’, es una de las causas de muchas adicciones a las drogas. Nuestro niños y adolescentes tienen derechos, los cuales no son respetados al ser obligados a tan temprana edad a químicos que tienen contraindicaciones y consecuencias para la salud y su futuro desenvolvimiento en la sociedad”, afirmó la Terapeuta.

“Recientemente, tuve la oportunidad de estar en Los Ángeles, Estados Unidos, donde vi a muchísimos jóvenes que están viviendo en las calles, debido a la libertad con que se han dado este tipo de medicamentos, sumado al exceso de otras drogas como la marihuana, pasta base, heroína, opiáceos, lo que los ha llevado a perder absolutamente su vida y juventud”, concluyó Teresita Espinoza.

Los Ángeles, Estados Unidos
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.