El término prima proviene de «primer» y vera de «verdor»: “El primer verdor”. El reverdecimiento de la NATURALEZA.

La primavera comienza y la vida renace frente a nuestros ojos, con la lluvia de colores, y las múltiples formas que abren su mensaje de optimismo y sanación. Es un tiempo de apertura, expansión, renovación, de conectarnos a las nuevas ideas que nos hacen bien, aprendiendo la flexibilidad, la escucha, y el diálogo, en un intercambio creativo para una mejor comunicación.

Las abejas tienen más trabajo que nunca, las mariposas comienzan a abrir sus alas aprendiendo a volar, los pájaros cantan con más fuerza, los colibríes salen de sus nidos. Es la señal de un nuevo comienzo, de optimismo y esperanza. Es renovarse o seguir estancado.

La primavera es la expresión de la vida contenida en nosotros, es una invitación a comenzar un nuevo ciclo, a dejar atrás lo que ya no sirve y tomar lo que florece en nosotros. Es pasión pura, una explosión de olores, sabores, donde todo brota en un dar y recibir infinito. La naturaleza siempre nos enseña la manera noble y generosa de resucitar.

No escuchemos aquello que está dirigido especialmente a dañarnos, a asustarnos, a hacer de este mundo un lugar inseguro. Todo depende de Ti y lo que quieres que haya en tu espacio.

La naturaleza vibra con la luz solar, busca los mejores nutrientes para su desarrollo. Los árboles buscan el agua, y la naturaleza que habita en nosotros busca, como las raíces, aquello que nos lleva a una mente y un corazón verde, a instancias que dan un orden mental, una mayor tolerancia, despertando el amor y la comprensión. Alegría y felicidad.

Todo está cambiando. Antiguamente, los grandes buscadores miraban a Oriente, anhelando los conocimientos y la espiritualidad que de allí se emanaba. Pero, en la actualidad esa vibración originaria desde el Himalaya se ha transportado a la Cordillera de los Andes, la cual es un cordón que se asemeja a la columna vertebral del planeta.

En mi caminar, de sur a norte por este cordón montañoso, he ido descubriendo las esencias florales del Bosque Profundo, del Desierto Florido, del Altiplano, Asilvestradas, y las esencias del Centro del Mundo. Todos estos diferentes jardines florales, biodinámicos, han sido creados con un fin en su geometría, en su belleza, en sus colores, en su generosidad. Nos entregan nuevas formas de abordar problemáticas que hace 80 años no existían, o no tenían tanta relevancia, trayendo una nueva mirada de la humanidad y ayudándonos a adaptarnos y a resolver conflictos como el tiempo, nuevas formas de relacionarnos, de aprendizaje, de comunicación, de afinidad, con una novedosa perspectiva que nos permite crear, desde nosotros, un mundo mejor.

¿Has visto la belleza de las flores? ¿Cuántas flores existen en el planeta y por qué habitan ahí? La Florosofía surge de ver y sentir todo lo que las flores significan en la naturaleza. Cada vez que preparo y sintonizo una flor, esta contiene un mensaje que con sus códigos abre en nosotros una resonancia que hay en nuestro Ser.

El alma tiene sus leyes y el mundo material también tiene las suyas. La Florosofía, a través de las flores, permite esa conexión con el mundo espiritual, nos une a ese mundo sutil, racional e intuitivo, activando, limpiando, corriendo velos, poniendo en orden la mente, las turbulencias internas y clarificando los pensamientos de manera que podamos acceder, poco a poco, a la armonización de nuestras emociones y, por ende, a una salud íntegra, ayudándonos a subir nuestra vibración hacia el camino para una mayor felicidad.

Esto es un proceso y en la medida que tomamos esencias florales y, como dice el Dr. Bach, recuperamos el control de nuestra propia vida.  

La Florosofía no es solo una Terapia, es una forma de vida que impulsa al Terapeuta a ser mejor en su día a día. El Florósofo vive lo que dice, es coherente, le importa la humanidad, y cuando vive un problema, trata de resolverlo desde una mayor conciencia de responsabilidad. La Florosofía es el arte y la sabiduría que existe en tu interior, y activa las virtudes que están latentes como la semilla del Desierto Florido que espera la lluvia para poder nacer.

Este miércoles 24 de abril es un gran día para los niños, niñas y jóvenes del país. El Senado aprobó de manera unánime el proyecto que modifica la Ley General de Educación y la Ley sobre Subvención del Estado a establecimientos educacionales, conocida como “Ley Ritalín”.

Esto significa un gran paso en la lucha contra drogas y fármacos, pues la normativa prohíbe que se condicione la permanencia de estudiantes en recintos educacionales, al consumo de medicamentos para tratar trastornos de conducta, ya sea en establecimientos municipales, como también particulares subvencionados. De acuerdo a los dichos de senadores que apoyaron el proyecto, “vivimos en una sociedad sobremedicada” y “sobrediagnosticada”, con muchas falencias en el ámbito de la salud mental.

La diputada Cristina Girardi, autora del proyecto, manifestó que “hoy se puso sobre la mesa un tema que no se discutía. Antes era natural medicar a los niños en Chile, hoy tenemos un sistema que está enfermando a los niños que al obligar a medicarse no reconoce sus falencias. Hoy tenemos un sistema que en vez de dedicarse a los niños, exige que estos sean funcionales al sistema. Lo que se aprobó es un avance”.

En consideración de la parlamentaria “no es normal la sobremedicación ni el sobrediagnóstico. El propósito de la educación es que los niños aprendan y si hay niños que tienen trastornos conductuales, se debe buscar desde lo pedagógico una solución. Se establece que las escuelas tienen que desarrollar prácticas psicopedagógicas contemplativas como el yoga o la meditación, que son alternativas”, complementó la parlamentaria.

«Nuestros niños y adolescentes tienen derecho a no ser drogados»

La noticia fue muy bien recibida por la directora de Escuela TEBACH- institución de formación de Terapeutas Florales-, investigadora y sintonizadora floral, Teresita Espinoza Woters, quien lleva años abordando las negativas consecuencias del consumo de Ritalín y otros fármacos en niños y jóvenes, y difundiendo los amplios beneficios de las esencias florales para tratar diversas dificultades en el aprendizaje y problemas conductuales.

En palabras de Teresita “con gran alegría recibo esta gran noticia, pues venimos hace años luchando para que no se medique más a los niños, adolescentes y adultos, ya que el compuesto Metilfenidato, llamada la ‘cocaína del pobre’, es una de las causas de muchas adicciones a las drogas. Nuestro niños y adolescentes tienen derechos, los cuales no son respetados al ser obligados a tan temprana edad a químicos que tienen contraindicaciones y consecuencias para la salud y su futuro desenvolvimiento en la sociedad”, afirmó la Terapeuta.

“Recientemente, tuve la oportunidad de estar en Los Ángeles, Estados Unidos, donde vi a muchísimos jóvenes que están viviendo en las calles, debido a la libertad con que se han dado este tipo de medicamentos, sumado al exceso de otras drogas como la marihuana, pasta base, heroína, opiáceos, lo que los ha llevado a perder absolutamente su vida y juventud”, concluyó Teresita Espinoza.

Los Ángeles, Estados Unidos

El trastorno de Déficit Atencional es uno de los trastornos neuro-conductuales más comunes en la niñez. Casi siempre se diagnostica durante la vida escolar y, a menudo, perdura hasta la edad adulta. Los niños y niñas que lo sufren tienen dificultad para estar atentos, presentan un comportamiento impulsivo y, en algunos casos, son hiperactivos.

Pero, sabemos que el Déficit Atencional lo podemos tratar gracias a la existencia de esencias florales que son una gran ayuda para las personas que lo padecen, debido a que ciertas flores han sido ideadas especialmente desde los aspectos energéticos y mentales del niño, con el propósito de trabajar áreas como la madurez, hiperactividad, tolerancia y otros aspectos del aprendizaje. Además, estas esencias florales trabajan la irritabilidad y el mal humor, despertando la fuerza amorosa de la creación para hacer frente a la excesiva competitividad y deshumanización de la sociedad, y las relaciones interpersonales conflictivas.

Con el propósito de profundizar y conocer mucho más sobre esta temática, la directora de nuestra Escuela TEBACH, investigadora y sintonizadora, Teresita Espinoza, viajará a Punta del Este, Uruguay, a participar del Diplomado de Déficit Atencional y Esencias Florales, que se realizará los días 28 y 29 de julio, entre las 09:00 y las 19:00 horas, en el Hotel Remanso.

“Vamos a compartir una mirada diferente en relación a los problemas del Déficit Atencional y la hiperactividad. Han sido años de investigación y aplicación en niños y adultos que sufren este desequilibrio, y por eso estamos muy felices de compartir lo que hemos sabemos. Los esperamos a todos en Florecen”, nos comenta Teresita.

Para poder inscribirte, envía una solicitud al siguiente correo: floressen.vs@gmail.com, o comunícate a los teléfonos 098 100 456/ 091 772 344 CUPOS LIMITADOS.

El bullying- también conocido como la relación entre el acosador y el acosado- es un tipo de violencia, principalmente en escolares, que es ejercido por los mismos pares. Según el primer informe de bullying escolar, realizado por la Superintendencia de Educación, esta situación afecta a miles de niños y adolescentes en el país. Hasta un 85% de los escolares dice haberlo sufrido, y algunos factores que se pueden asociar, tanto a víctimas como agresores, y sus consecuencias, tienen relación fundamentalmente con el futuro desenvolvimiento social de los afectados.

Los tipos de agresión se separan en psicológicas y físicas. En cuanto a estas últimas, las denuncias consideraron desde golpes y empujones, hasta estrangulamiento y cortes. De acuerdo al informe mencionado, en orden de mayor a menor, estarían los golpes sin objetos, puñetazos, lanzar un objeto, estrangular, patadas, golpes con objetos, empujón, cortes, y también cachetadas.

La Fundación Paz Ciudadana, junto al Instituto de Sociología de la Pontificia Universidad Católica, elaboró en 2004 un informe titulado “Primer Simposio Nacional de Investigación sobre Violencia y Delincuencia”, donde se señala que respecto al sexo, las conductas agresivas se dan principalmente en los varones; que los escolares involucrados están en el periodo de adolescencia temprana- y se ha visto que los adolescentes mayores participan menos; que influye mucho el “grupo de pares” en las conductas de los niños; y que los niños que tienen una mejor relación con sus profesores, participan menos en conductas agresivas.

Respecto al lugar donde más se generan agresiones, el informe de bullying escolar determina que es en la sala de clases; seguido por el patio; luego por “distintas partes”; afuera del establecimiento educacional; baño; en la puerta del establecimiento; pasillo; en el furgón escolar; en el casino; y, en mucha menor medida, en la cancha.

Actitudes del acosador

En opinión de Teresita Espinoza, directora de Escuela TEBACH e investigadora, existen “en nuestro país, y en el mundo, diversos casos donde los niños terminan con finales trágicos, marcando para siempre a las familias. Hay varios tipos de bullying, entre ellos, el bullying cibernético, donde los niños y jóvenes están expuestos a vergüenza pública; existe también bullying social, sexual, verbal, físico y psicológico”.

“El acosador es quien más ayuda necesita y muchas veces es estigmatizado, apartado, juzgado, y desvinculado del establecimiento educacional, sin que existan medidas de rehabilitación. En general, él es un síntoma de los problemas familiares, y como muchas veces no hay comunicación en los hogares, es ignorado por sus propios padres, por lo que busca llamar la atención y se descarga con su víctima”, afirma Teresita.

La directora de Escuela TEBACH considera que “el acosador siempre actúa delante de otros como una forma de validar su imagen ante los demás y ganar admiración y aprobación frente a sus pares. Lo que hace reafirmar sus actitudes intimidatorias al lograr, al menos momentáneamente, el éxito con las mismas. Según especialistas, estos comportamientos podrían ser la antesala de conductas delictuales, sin embargo, estos niños están buscando consentimiento y el respeto de quienes los rodean. Si a esto sumamos que habitan en hogares con mala comunicación, donde se llenan de frustraciones, enojos, falta de afecto, el resultado son personas con grandes carencias que se manifiestan en este tipo de violencia”, asegura la especialista.

“Las esencias florales para el acosador son Calor de Mamá, Abrazo de Papá, Meli, Luma, Despertando el Amor, Maduración, Liberación del Trauma, Tolerancia, y Orégano”, aportando una mayor armonía, espiritualidad, y conciencia. Estas flores van a producir un cambio positivo, tanto en el acosador como en el acosado, fortaleciendo las necesidades de ambos, eliminando el impacto y las secuelas que pueden haber quedado.

Señales de alerta de la víctima de acoso

Las consecuencias del bullying en aquellas personas que lo estén padeciendo son el aislamiento, no querer ir a la escuela, autoestima baja, ansiedad generalizada, bajo rendimiento escolar, negación de los acontecimientos, irritabilidad, insomnio, llanto explosivo, y respuestas exageradas, principalmente.

Según la investigadora, “los padres del acosado, en un acto desesperado, toman la decisión de sacarlos de su entorno escolar, impidiendo el crecimiento, fortalecimiento del carácter y la actitud del mismo. Floralmente, hemos visto importantes cambios, aumentando su autoestima, fortaleciendo su seguridad y dignidad. Las esencias florales de la Cordillera de los Andes, Andessence, contemplan las siguientes flores: Leuceria, Fortaleza, Silencio Interior, Autoestima, Maduración, Avellano, y Ángel de la Guarda”.

Tal como existen los Derechos Humanos universales de las personas y los derechos de los animales, existen los Derechos Humanos de la Salud Mental, en todas las naciones del mundo. Los Derechos Humanos de la Salud Mental están representados en muchos países por la CCHR International. The mental health industry watchdog, organización que vela para evitar los abusos en el orden mental.

La organización CCHR International. The mental health industry watchdog, que protege los derechos de los niños, afirma que en Estados Unidos “la droga forzada de niños inmigrantes forma parte de la pandemia nacional silenciosa de abuso infantil. Todos están enfurecidos por los informes actuales de más de 11.000 niños inmigrantes que fueron arrancados de sus familias, encarcelados en más de 100 instalaciones en 17 estados, muchos de ellos fueron drogados, golpeados y violentamente atacados. Han sido dosificados con cócteles de drogas psicotrópicas disfrazados de «vitaminas». Niños drogados sin el consentimiento de sus padres, con poderosos sedantes y antipsicóticos”, denuncian en uno de sus artículos.

Según CCHR International, los niños se ven expuestos al consumo de fármacos y drogas que están muy lejos de ayudarlos realmente y, muy por el contrario, terminan provocándoles “adicción, derrames cerebrales, diabetes, problemas cardíacos, daños irreversibles en sus cuerpos en desarrollo, y la muerte”.

En el año 2007, CCHR International obtuvo la Ley Federal de Prohibición de la Medicación Psicotrópica Obligatoria, que “prohíbe a las escuelas obligar a los niños a usar drogas psicotrópicas como un requisito para su educación. Claramente, esto ahora necesita expandirse para proteger a los niños en todos los sectores de la sociedad”.

En Chile, ¿sabes que existen Derechos Humanos de la Salud Mental?

Todo indica que es poco lo que se conoce sobre estos importantes derechos. En opinión de nuestra directora de la Escuela TEBACH e investigadora de los problemas del Déficit Atencional, hiperactividad, y comportamientos disruptivos, Teresita Espinoza, “la Terapia Floral Andessence es una forma de abordaje natural y efectiva, que no tiene principios activos, como un fármaco, y que produce equilibrio en diferentes planos. Cada día las fórmulas florales del set de Déficit Atencional de esencias florales, ayudan a reparar a más niños que viven problemas de abandono, traumas, y falta de concentración, hiperactividad y comportamientos diversos.

La Terapia Floral es una manera suave de sanar y ayudar a miles de niños que viven en situaciones de dolor y que son tratados con psicofármacos, aumentando el riesgo de adicciones en el futuro. No se puede medicar a las personas, a los niños, sin el consentimiento de ellos, y de sus padres, en el caso de los menores de edad”, expresa Teresita.

Desde la Escuela TEBACH, y en palabras de nuestra directora, “no mediquemos más a los niños. Los problemas se pueden tratar de una manera más suave y sin riesgos para el futuro de la salud física y mental de nuestros niños”.